sábado, 22 de febrero de 2014

La Granja Tapioca


                   A                    P                    I                    O                    C                    A


En la exuberante campiña Belga se encuentra abandonada la Granja Tapioca, un pequeño pero poderoso lugar repleto de luz y oscuridad.
 Una cápsula del tiempo llena de pertenencias olvidadas, algunas siguen en perfecto estado de conservación, aunque desgastadas por el paso del tiempo.
 Uno nunca se acostumbra cuando descubre un lugar así.
Nos encanta imaginar como era la vida en la granja, bautizada como tapioca por las numerosas cajas de ese producto (un ingrediente extraído de la yuca, un almidón)
Estas cajas se encontraban almacenadas por toda la cocina junto a un montón de objetos y posesiones desoladas a la espera de ser reclamadas por sus propietarios...
Sin saber mas sobre su historia os dejamos con este reportaje, las imágenes y datos que hemos recopilado son fruto de la investigación tras tomar las fotografías, como vais a observar estas hablan por si solas.

@Ksilencio

#2Tapioca Farm
El tiempo ya no pasa por mí porque lo hago esperar
Con tan solo media hora nos tuvimos que conformar aquella mañana, unos minutos en los que pasear por aquella granja nos supo a gloria, era de un tamaño reducido, llena de objetos y con una luz aceitunada reflectada por los densos pastos que la rodeaban. 
Su situación, un pueblo de lo mas pintoresco y receloso que hizo disparar las sospechas y recelos sobre nuestra presencia allí, por más que intentamos ser esquivos y esperar al momento idóneo para entrar estos ya habían avisado al vigilante de seguridad que se encargaba de patrullar por la zona y que acabó por encontrarnos una vez estábamos ya en el interior de la casa. Viendo este rápidamente nuestras honradas pretensiones se mostró de lo mas indulgente y amable con nosotros, y nos explicó que los extranjeros exploradores no eran muy bienvenidos por aquella zona, al parecer no resultaban del agrado del pueblo, ya que algunos meses antes por lo que nos explicó habían intentado quedarse a vivir en la casa ocupándola sin permiso alguno. Nos dio 10 minutos más para que pudiéramos acabar con algunas fotos y con una ultima sonrisa se despidió.

#6Tapioca Farm
Kienzle - Tecnología Alemana desde 1822

Grata sorpresa al encontrarnos con joyas como la de este reloj de la compañia Alemana Kienzle, fundada en el año 1822 en Black Forest, pronto se convirtió en sinónimo de calidad y precisión y por tanto, un representante de la tecnología Alemana.
 
Tapioca
Cisnes y tiempo

tapiocaD2
Antigua plancha electrica
Otro de los objetos mas llamativos del lugar era esta antigua plancha eléctrica, junto al reloj y a unos cisnes decorativos con una P como inscripción se encontraba este salón.


#8Tapioca Farm
Efel
Muchas de las veces que recorremos lugares de este tipo No solemos encontrarnos con tantos objetos de valor, para nosotros son como las marcas del pasado, las huellas que podemos advertir en ellos nos describen de alguna forma que clase de persona los utilizaba, incluso podemos recopilar información sobre ellos tomando notas de las referencias y los modelos que recogemos. Uno de los que podéis observar junto a la tetera verde es el calefactor de leña Efel, la cream de la cream de los radiadores Belgas, con mas de 190 años de historia. Increíble!


Tapioca
Sofá y Ginebra
Junto a un sofá de cuero desgastado una botella de Ouwe Duys, una antigua y famosa marca de ginebra Holandesa (ahora ya desaparecida), nos mostraba una de las partes mas bonitas del salón.


#7Tapioca Farm
Cepillando las telarañas
Rastros del paso del tiempo por doquier, las ventanas son uno de los síntomas mas claros de la dejadez, las telarañas se acumulan en ellas y camuflan los objetos que a menudo son relegados y arrinconados en sus quicios.


Tapioca
El sofá
El tiempo ya no pasa por mí porque lo hago esperar.
Nada perturbaba el ambiente en aquel lugar, solo se escuchaba el ruido de los objetivos y los disparos de nuestras cámaras, pasos de unos y otros entrando en las distintas habitaciones de la granja. Música en mis oídos eso sí, sonando a un volumen bajo para amenizar las largas esperas tras cada tiro en los tiempos de exposición. 

 
Tapioca
Muerte sin fín
Cubierta de seda, brillante y adornada por una luz tenue y dorada se distinguía claramente de los otros elementos de la decoración en una muerte sin fín.


Tapioca
Somy
Somy fue una marca importantísima en chimeneas y cocinas en la antigua republica Alemana, hoy en día la marca ha desaparecido y no hay mucha información que poder rescatar.


#5Tapioca Farm
Malos tiempos
Tapioca
La tetera
Tapioca
El telefono
Tapioca
Salvando la distancia
Hablar contigo así,
salvando la distancia,
escalando los muros del frío y el silencio,
 mientras febrero deja sombrío el calendario,
 la pasión por encontrar rincones perdidos nos recuerda,
 que la vida es una llamada a cobro revertido.


tapioca.D13
El comedor
De repente me encuentro aquí, miro a mi alrededor, no reconozco el lugar donde me encuentro, nada me es familiar, unos platos en la mesa, unas cervezas Mae y una luz maravillosa que capturar. Desconozco si antes se ubicaban de la misma forma, supongo como suele pasar en muchas ocasiones que alguien las ha colocado así, han hecho la fotografía y se han marchado.


Tapioca
Polvora y magnolias
Es muy común encontrar en este tipo de entornos, munición como cartuchos y material de caza. Normalmente estos lugares se encuentran en aldeas o pueblos rodeados de bosques y montañas, sitios dados a la caza, no obstante siempre resulta muy curioso.


#4Tapioca Farm
C. Mahillon & Co
Dentro de esta antigua caja de hojalata encontramos un montón de munición.
Entre los antiguos cartuchos se podían distinguir diferentes marcas como C.Maillón Bruxelles, una antigua compañía de proyectiles que importaba a todo el mundo, muy famosa en los Estados Unidos.

#3Tapioca Farm
Munición olvidada

Mahillon 1937 cover

tapioca.D9
Flor de plastico
No eres más que una flor de plástico
viviendo por el deleite de los que no tienen olfato
no eres mas que una flor falsa
que sirve a los hombres para recordar que todo muere.


Tapioca
Conjunto
tapioca.D8
Antiguas Cervezas
Aún llenas de zumo de cebada, contenidas en un recipiente de vidrio y frías al tacto se encontraban estas viejas cervezas Belgas con un legado histórico fascinante.


tapioca.D5
Maes pils, desde 1880
tapioca.D6
Hermanos Maes
La cerveza Maes Pils se elabora en la Cervecería Alken-Maes de Waarloos, en Bélgica, cuyos orígenes más antiguos datan de la Cervecería local Sint Michel de Waarloos de 1880, donde su Presidente, Egied Maes, comenzó a introducir la tecnología puntera de la época con idea de expansionar su negocio, creando la Cervecería y Malteria a Vapor St-Michaël –Hermanos Maes, siendo pioneros en el lanzamiento en 1920 de la primera cerveza pilsen de baja fermentación belga.


tapioca.D4
Al fondo de áquel lugar
tapioca.D7
Remolques de abandono
Tapioca
Lait s'il vous plaît
tapioca.D3
La tetera
Esta vieja tetera castigada por el óxido hacía las delicias de sus dueños en las frías tardes de invierno, imagina lo que sería tomar un buen vaso después de una dura jornada de trabajo.


Tapioca.D1
Habitación Principal
Dentro de las dos habitaciones la que mas me sorprendió fue esta, casualmente en la que menos tiempo pudimos pasar, pues tras la puerta nos esperaba el abrupto final.
Observé varios detalles, dos lámparas, una encima de la cama, probablemente esta se descolgó hasta caer, la otra estaba en el suelo hecha pedazos.
La televisión pertenecería al salón, supongo... No sé por qué extraña razón la habían dejado allí.
El despertador aun marcaba las cuatro y cuarenta de la tarde cuando se paró por ultima vez y había una especie de inscripción grabada en una plancha de mármol apoyada en la ventana, bañada de una luz verdosa que impregnaba la estancia reflejando el color del precioso paisaje exterior.


tapioca.D14
Grietas del pasado
Poco mas podemos decir de estas imágenes, en ellas tratamos de transportaros hacia el vacío, hueco, espacio, falla, todo lo que transpira la ausencia está en esas sabanas.


tapioca.D10
Fín


Este reportaje es obra de Daniel Romero Belinda Martorell y Jordi Martorell Ksilencio©2014 Copyright Website