jueves, 6 de febrero de 2014

Cueva Refugio Antiaéreo

Una vieja cueva natural situada en una montaña que durante el gobierno de la República de la Guerra Civil española sirvió como refugio para los depósitos de gasolina, estos eran objetivo primordial y permanente en la diana de la aviación italiana durante los bombardeos del conflicto.

Esta cueva natural fue aprovechada y modificada por la mano del hombre para reforzar su estructura y dotarla de la mayor seguridad durante su uso. Por otro lado, la Aeronáutica Naval utilizó este lugar como polvorín, ya que se encontraba desprovista de un refugio para tal fin. También tenía un uso compartido como almacén de torpedos, estos se fabricaban para la Marina, que entre otras cosas guardaba allí los morteros, cartuchería y otros muchos elementos bélicos que se construían en una fábrica muy cercana al lugar.

Otra curiosidad que nos deparó el día que encontramos este refugio fue pisar la primera carretera de adoquines de la época, durante nuestra exploración tuvimos que escalar para llegar hasta este destino y resultó impactante encontrarla allí, aun semierguida, una reliquia histórica, olvidada y desposeída de toda su magnitud.
La primera carretera de la gran ciudad, una experiencia fantástica, sin duda.

En definitiva, la Cueva también conocida como "Alí Babá" fue manipulada por la mano del hombre, tiene unos 120 metros de longitud, siete desviaciones y dos pisos, estos no se llegaron a terminar.
En los años sesenta a consecuencia de los continuos desprendimientos se aconsejo su cierre por motivos de seguridad siendo tapiada hasta la saciedad.

Antiaéreo
@Ksilencio


#1Antiaéreo
@Ksilencio


#2Antiaéreo
@Ksilencio


#16Antiaéreo
@Ksilencio


#6Antiaéreo
@Ksilencio


#4Antiaéreo
@Ksilencio
Aún hay objetos de aquellos años esparcidos por las distintas galerías, como: muñecas, discos, revistas, calzado, incluso publicidad. Seguramente en otro tiempo resultó un buen lugar de cobijo para algunos 'homeless' de la ciudad.

#15Antiaéreo
@Ksilencio
El ambiente resultaba irrespirable, con temperaturas que rozaban los 40 grados centigrados.
En el interior de la cueva hacía un calor asfixiante y la cantidad de polvo flotante nos hizo salir del lugar varias veces en pleno verano. 

#20Antiaéreo
@Ksilencio


#13Antiaéreo
@Ksilencio
En el exterior la carretera y una ciudad moderna con sus coches, sus trenes, fabricas y restaurantes,  y cuando miras por debajo de allí, te encuentras de todo, tapacubos, ruedas viejas, ropa, papel, latas de aceite, latas de bebida, cristales...

#21Antiaéreo
@Ksilencio
La luz que entraba a media mañana por una de las rendijas situada en el techo del refugio era realmente espectacular! el único lugar por el que se dislumbra algo de esperanza.
Los largos y profundos pasillos restantes son victima de la oscuridad mas completa y absoluta.

#22Antiaéreo
@Ksilencio


#9Antiaéreo
@Ksilencio


#10Antiaéreo
@Ksilencio


#11Antiaéreo
@Ksilencio
Dentro puedes encontrar objetos curiosos, como ropa, cuadernos infantiles con ilustraciones, una botella de anis del mono (marca de licor de anís, mítica en Catalunya con más de un siglo de historia y curiosidades) envases de gaseosa “Stel” y hasta un ejemplar de la desaparecida revista Destino fechada en el año 1962. Aun por lo curioso del hallazgo de algunos objetos estos ahora no dejan de ser mas que "basura".

#12Antiaéreo
@Ksilencio


#3Antiaéreo
@Ksilencio
No era la primera vez que explorábamos este lugar, las dos primeras veces lo abandonamos por problemas con la iluminación, por no decir que no se salvó ni una fotografía.

#19Antiaéreo
@Ksilencio
"A veces solo la oscuridad nos enseña a apreciar la luz a su verdadero valor"




Este reportaje es obra de Daniel Romero y Adrían Pedrazas. Ksilencio©2014 Copyright Website